• General
  • Itinerario
  • El tour incluye
  • Comentarios
  • Preguntas

Fuente: www.wikipedia.ro

El barco Evangélico de 7,355 tdw, el motor de 2,650 hp bajo la bandera griega, fue construido en los astilleros Harland y Wolff en Belfast, Irlanda del Norte y lanzado el 28 de mayo de 1942 por el ministerio de guerra inglés para reemplazar las pérdidas causadas por Submarinos alemanes. El primer dueño fue Blue Star Line. Durante la Segunda Guerra Mundial activó más en America del Sur transportando carne congelada. Con el tiempo, el barco tuvo varios nombres : Empire Strenght hasta 1946, Saxon Star hasta 1961, Redbrook hasta 1965 y E. Evangelia. El ultimo dueño fue „Hegif Cia Nav SA”.

El 15 de octubre de 1968, el barco falló a unos 1,5 km de la playa del norde de la localidad Costinesti. Aproximadamente 12 horas antes del fracaso, la tripulación del Evangélico solicitó ayuda por radio al Grupo de Intervención y Rescate Naval del puerto de Constanta enviando un SOS traducido » Salve Nuestra Alma «, por el cual el barco mostraba que se encontraba en dificuldades. El Grupo de Intervención contactó por radio con la tripulación y descubrió que era un buque de carga bajo la bandera griega. Según las coordenadas enviadas por los griegos a la hora señalar el estado de dificuldad, el barco se encontraba fracasado entre Gura Portitei y Bratul Sfantul Gheorghe donde avanzaba profundamente en la tierra. En ese momento, el barco salvador Voinicul dirigido por Mircea N. Ionescu abandonó el puerto Constanta a todo prisa en busqueda del barco fallido. Al llegar muy pronto en la área indicada, el barco griego no se daba por encontrar. Después de un nuevo contacto por radio, los griegos enviaron al rescatador otras coordenadas, indicandó una posición en algún lugar de la costa entre Gura Portitei y el área de Vadu. Después de varias horas de búsqueda, desafortunadamente, no se encontró ningún barco en el punto dado por las coordenadas transmitidas. Los rescatadores del barco Voinicul volvieron a llamar a la radio del barco Evangélico, pero no respondió. L situación llevó al jefe del Grupo de Rescate a solicitar una búsqueda del barco, y también solicitó ayuda al rescatador Albatros. Esta nave tenía un calado un poco más pequeño que el Voinicul y podía navegar mucho más cerca de la orilla. Al mismo tiempo, el comandante Mircea Ionescu le pidió al Grupo de Rescate que buscara la nave fallida en la dirección opuesta a las coordenadas enviadas por los griegos. Y así, comenzando en el sur de la costa, el día 15 de octubre de 1968, el barco del Evangélico estaba ubicado cerca de la localidad Costinesti, en ese momento en pequeño pueblo de pescadores. Al observar que el barco no presenta problemas de vitalidad, el jefe del grupo de rescate decidió enseguida comenzar las operaciones de restaurar el barco. En el barco del Evangélico, los anclajes y las cadenas de por sí fueron llevados al agua. El barco fue desempacado y también se descargó toda la cantidad de agua técnica y agua potable de los tanques. Se descubrió que el barco Evangélico se había aliviado enormemente como resultado de estas operaciones. Calculando con precisión su punto, el barco de rescate Voinicul ancló en alta mar y le dio el remolque del evangelio al barco. Después de solo unas horas de tirar , el barco Evangélico estaba flotando nuevamente, prácticamente salvado. Al amanecer, el barco de rescate Voinicul regresó al lugar de falla, respectivamente, el 16 de octubre de 1968, y al momento de remolcar se descubrió que el Evangelio había aterrizado nuevamente (fallido) y esta vez mucho más profundo. El comandante Mircea Ionsecu comenzó a sospechar y rápidamente envió a un buzo para que revisara la popa del barco Evangélico. El buzo informó que la hélice estaba dañada, una señal de que el motor se puso a «velocidad máxima adelante», lo que causó que la hélice fuera destruida por el fondo del agua. En ese momento se detuvo el rescate porque había indicios de que, durante la noche, el barco había fallado intencionalmente. Según las declaraciones de las tripulaciones de los barcos de rescate Voinicul y Albatros, el barco Evangélico fue fallado por la tripulació para recibir la prima del seguro, pero, en consulta con los rescatistas rumanos, la aseguradora se negó a pagar el seguro, este tipo de falla es una práctica coriente de los armadores griegos. Porque la tripulación abandonó el barco, de acuerdo con las normas internacionales, el barco se convirtió en propiedad del estado rumano.     Más tarde, el naufragio del barco del Evangelio se publicitó intensamente y, junto con el obelisco de la playa, se convirtió en el símbolo del complejo Costinesti y uno de los puntos de atracción turística. También hay un proyecto para la restauración de la estructura de resistencia, la renovación, la cosmetización y la restauración del barco como punto turístico.

Share sau like daca ti-a placut articolul:

No details found.

No details found.

Share sau like daca ti-a placut articolul:

There are no reviews yet.

Be the first to review “El barco Evagélico – Costinești”

No Details Found